Este blog está consagrado a los Corazones de Jesús y María

Este blog está consagrado a los Corazones de Jesús y María
por el Triunfo del Corazón Inmaculado de María y del Sagrado Corazón de Jesús en el mundo
  • Milagros - El 19 de mayo nació nuestra hija Milagros. Todo salió muy pero muy bien, gracias a Dios!!! Es una bebita hermosa, y es tanta la bendición de su nacimiento ...
    Hace 2 meses

viernes, 15 de enero de 2010

Decálogos para la familia



Holaa! volví, empiezo el año 2010 totalmente concentrado en la familia, el matrimonio y los hijos.Porque es la misión que Dios me dió, más importante que los logros profesionales, los sueños, los proyectos, el blog, los amigos, lejos lejos, lo más importante: La esposa y los hijos.

transcribo estos decálogos. Fuente: Catholic.net

Decálogo del matrimonio y del hogar:

1.-Antes que la profesión, incluso antes que los propios hijos -y precisamente por el bien de ellos- está vuestro amor de esposos, para el cual tenéis que saber encontrar «vuestro tiempo».
2.- Paternidad responsable,sí; pero si el Señor os da una familia numerosa, aceptadla como el mayor de los bienes.
3.- Que vuestro hogar esté siempre abierto para vuestros familiares y amigos.
4.- Que en vuestro hogar haya siempre un sitio de honor -como en vuestro corazón- para quienes os dieron la vida.
5.- Respetaos mutuamente vuestro campo de acción.
6.- Sed con vuestros hijos enérgicos en lo esencial y flexibles en lo accidental.
7.- No dramaticéis las cosas sencillas. Simplificad las cosas trágicas.
8.- La belleza, el buen gusto y el orden deben ser algo característico de vuestro hogar.
9.- Que una religiosidad sencilla y auténtica envuelva en una sana espiritualidad vuestro hogar.
10.- Aceptad vuestra situación. Como dice Quoist: «Si no podéis construir el castillo soñado, construid una cabaña. Pero no seréis felices en vuestra cabaña mientras sigáis soñando con el castillo»


Decálogo del esposo:


1.-Soluciona tu vida -al menos en lo fundamental- antes de constituir una familia
2.- Tu trabajo es importante, pero que no te absorba de tal modo que te robe un tiempo que debes a los tuyos.
3.-El buen humor, la permanente serenidad de espíritu, es el regalo más valioso que puedes ofrecer a tu esposa y a tus hijos.
4.- Tu esposa debe ser tu mejor amiga y compañera. Y has de tener hacia ella las mismas atenciones, al menos, que tenías cuando era sólo tu novia.
5.- Respeta su campo de trabajo. Pocas cosas hay tan ridículas y perjudiciales como un marido quisquilloso y entrometido en lo que es propio de su mujer.
6.- Si tu esposa está en condiciones de ejercer una profesión -salvando el cuidado del hogar- permíteselo.
7.- En relación con tus hijos, no olvides que el educar es un arte. Arte difícil y delicado, integrado por un poco de ciencia, mucho de buen sentido y, sobre todo, mucho de amor.
8.- El ejemplo es la clave de la educación. Gánate con tu proceder el respeto y la obediencia.
9.- Sé muy hombre en todo, pero ten presente que esto es perfectamente compatible con las muestras de afecto que los tuyos necesitan.
10.- Y si tienes la dicha de ser creyente, que Cristo sea la luz y la alegría de tu vida en el cumplimiento de tus deberes de padre y esposo.


Decálogo de la esposa:


1.- El hogar será lo que tú hagas de él. Ésa debe ser la gran obra de tu vida.
2.- Te corresponde la administración inmediata de los bienes. Sé previsora, prudente y con gran sentido común.
3.- Que tu buen gusto y tus desvelos -más que tu dinero- hagan del hogar un refugio acogedor para cuantos constituyen tu familia.
4.- Procura seguir siendo siempre la novia de tu marido. Y que ello se note tanto en tus palabras como en tu presentación.LL
5.- Jamás olvides que antes que tus mismos hijos -y por supuesto tus padres- está tu esposo.
6.- Que tus palabras, tu alegría y tu sosiego sean alivio y descanso para cuantos constituyen tu hogar, o se acercan a él.
7.- Tu primer deber hacia tus hijos se llama ternura. Sobre ella, como base, te será fácil ir ejercitando, a una con tu marido, ese arte difícil y delicado que se llama educar.
8.- No grites, ni pierdas los estribos. Te harás obedecer mejor si dices a tus hijos las cosas con calma.
9.- Pon especial cuidado en el orden y administración del hogar: en las horas de las comidas, y en la prudente economía.
10.- Finalmente, si tienes la dicha de tener fe, busca tu apoyo en Dios, pues el Él encontrarás siempre la fuerza y la gracia que necesitas para llevar adelante tu hermosa misión en la vida.

5 comentarios:

  1. Me lo copio para ponerlo cerca de mí. Me alegra verte por aquí, aunque ya sabes que siempre estoy unido a tí.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buenísimos los 3 decálogos!!!!
    El del esposo te lo dejo a vos, el de la esposa me lo llevo ;-) y el del hogar lo tendremos que compartir, jeje, asíq te comento ese:
    EL 1er punto, wow! tiempo para nosotros??? todo un desafío para este año, habrá q ponerse las pilas para poder cumplirlo!
    Del 2 al 5, todo de acuerdo!
    El 6, ser con nuestros hijos enérgicos en lo esencial y flexibles en lo accidental, y síi, ideal!!! ok, trataré!
    El 7, sí, tb de acuerdo, no dramatizar!
    AHora el 8, estamos fritos!!! orden en nuestro hogar??? oh oh :-(
    EL 9 síii, perfecto, en eso estamos no? tratando de vivir nuestra familia cristiana.
    Y el 10, tb, habrá q dejar de soñar con otra casa entonces y aprender a disfrutar de ésta!!

    Muy bueno todo, lo podés imprimir pa' la heladera, sí?

    Y a seguir con el blog!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigos! de verdad, me pareció bueno difundirlo, me voy dando cuenta de lo pobre que es vivir segun la propia idea formada de las cosas, y lo importante que es seguir aprendiendo y estudiando sobre valores y vida. Gracias por el aliento! me cae muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Está muy bien Juan, yo también me lo copio. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Paloma, gracias por visitar el blog!

    ResponderEliminar